INDULGENCIA

En cada uno de los días del 1 al 8 de noviembre, a los fieles que visiten devotamente el cementerio u oren solo mentalmente por los difuntos, se les concederá indulgencia plenaria (aplicable solamente a las almas del purgatorio).

En el día de la conmemoración de los fieles difuntos, en todas las iglesias y oratorios se puede lucrar de indulgencia plenaria.

(Texto tomado del Calendario litúrgico-pastoral de la Conferencia Episcopal Española)