La Parroquia y las religiosas Adoratrices firmaron convenio de colaboración

onna-firma (2010-10-11)

12-10-2010. En la mañana de ayer, mediante la firma de un convenio, se formalizó la colaboración que nuestra Parroquia está prestando, a través de Caritas parroquial, al Centro Juvenil Santa María Micaela RR. Adoratrices, de Sevilla.

Las religiosas Adoratrices son conocidas en nuestra ciudad por su magnífico colegio San Miguel, en la avenida de La Palmera. Menos conocida, aunque no menos importante, es la actividad que desarrollan estas religiosas a través del Centro Juvenil Santa María Micaela RR. Adoratrices. La finalidad de este Centro es ofrecer acogida, ayuda y apoyo a la mujer joven en dificultad y marginación, y acompañarla hasta conseguir su reinserción social, laboral y familiar, labor que actualmente desarrolla a través del Programa Onna-Adoratrices.
El convenio firmado entre el párroco, Carlos González, y la directora del Centro Juvenil, María del Carmen Urbano, establece el marco jurídico en el que los miembros de Cáritas parroquial ofrecerán su colaboración en el ámbito de la formación y el acompañamiento de las personas adscritas al Centro Juvenil, mediante la puesta en marcha de talleres y actividades formativas, y el apoyo a las mismas a través de recursos humanos y económicos.

También, las religiosas Adoratrices, a través de estas líneas, quieren invitarnos a conocer la página web de su programa ONNA (mujer en japonés) deseando que sea una herramienta útil para todos, especialmente para las mujeres más vulnerables de nuestra sociedad, las consideradas “esclavas del siglo XXI”. Onna Adoratrices trabaja en la acogida de mujeres víctimas de prostitución, explotación sexual y trata, así como mujeres provenientes del ámbito penitenciario. El objetivo principal es facilitar la adquisición de las habilidades y herramientas necesarias para su emancipación, a través de distintas áreas de actuación.

onna-saludo (2010-10-11)Como podréis ver, en http://www.onnadoratrices.org intentan organizar la web en dos partes bien diferenciadas, por un lado dirigida a las mujeres destinatarias de nuestro programa, con la idea de ofrecerles un espacio propio y confidencial dentro de la red, así como posibles recursos, siendo quizás la novedad, unos sencillos cómics que pretenden ser otro canal de comunicación dirigido ante todo a aquellas que las imágenes les son más útiles que mil palabras.

La otra parte de la web es más institucional, dirigida al resto de la sociedad, sin otra pretensión que la de ofrecer la oportunidad de conocer esta realidad tan oculta y a la vez tan de actualidad, así como la labor que llevamos a cabo, intenta ser dinámica, abierta y con posibles y diversas maneras de ayudar a estas mujeres que necesitan de todos para rehacer sus vidas.

Sin más os invitamos a cada uno de vosotros a conocer este nuevo espacio hecho por mujeres consagradas que están al servicio de mujeres explotadas.